viernes, agosto 21, 2009

Sueños extraños de mitad del Siglo XVII


Acabo (casi) de despertarme. No pude dormir bien pues aparte de que como bien sabrán, me desvelo, y tuve sueños raros durante toda la noche.

Para empezar, como a eso de las 3 de la mañana me desperté de repente porque estaba yo temblando, como una suerte de convulsiones raras; Soñaba, que yo era parte de una sociedad secreta especial que combatía contra demonios, espíritus, brujas, dinosaurios (¡Sí! Dinosaurios ¡y qué!, es mi sueño) y cosas así del mal. Éramos siete en total los "elegidos" que teníamos ese don de poder exorcizar toda clase de cosas malas, aparte de esto, todos teníamos otro poder especial [Yo podía empatizar con la gente; una mierda mi poder porque había quienes volaban (Diego) o hacían saltos así tipo el Tigre y el Dragón (mariela), o los más bakanes hasta desaparecian (Camila) y hacían cosas de superhéroe gringo, y yo, empatizando con las emociones de la ESTUPIDA gente] y resulta que estábamos al servicio nada más ni nada menos que de Luis XIII ¡Qui'hubo! Eramos los héroes de la Francia del siglo XVII.

De pronto hay por ahí unos de esos momentos en que trato de controlar el sueño (volverlo lúcido) y ahí hay una pausa crítica, como si viera una película y le pusieran stop y yo fuera el único que podía moverse. Definitivamente, mi inconsciente no iba a permitir que mi conciencia tomara el control.

Entonces dejé de tratar de llevar el rumbo del sueño y éste siguió. Bueno no los voy aburrir diciendo que éramos los que la llevaban en el arte de la exorcizada y del combate contra brujas, demonios y dinosaurios. Lo más bizarro es cuando de pronto uno de esos enemigos que no podíamos atrapar resultó ser un secuaz del mismísimo Cardenal Richelieu himself.

(No sé bien de tiempos, años y eso del tiempo en que suceden las cosas, Richelieu sí es contemporáneo de Luis XIII, eso sí. Además ¡Qué importa! No confíen en la credibilidad de un sueño en donde hay dinosaurios en el siglo XVII)

Pues el Cardenal Richelieu, el mero mero de la iglesia católica de ese tiempo era el jefe de todos los fantasmas, demonios y dinosaurios (...). Pero eso lo descubrimos hasta el día en que hechizó a Luis XIII y un demonio muy poderoso se le metió. El poder de los siete juntos no era suficiente. Para poder liberarlo habría que matarlo y obvio no íbamos a matar a nuestro Rey. Entonces uno de los más bakanes de todos, el que podía volar me dijo "Usa tu poder para que el espíritu malévolo pase a ti, y así liberamos a su majestád y ya luego vemos cómo te liberamos a ti " Y yo pues no quería, a ver por qué no se le metía a él ¡yo porqué! Aparte que yo sabía que el rey sí estaba sufriendo así del pesimo y no quería eso para mí, como que en ese momento me asuste asi bien feo. Pero al final me convencieron (En realidad me "convenció" el que tenía el poder de influir en la mente de los demás, pfff y yo sólo era empático, insisto me cagaron con el poder) y pasé el demonio a mi cuerpo.

Sentía yo bien feo como que algo me quemaba por dentro y decidieron aplicarme el más grande hechizo que teníamos que era una especie de oración en algún lenguaje extraño (que acá entre nos, era un lenguaje inventado por nosotros , los elegidos, para apantallar a todos, pero aparte funcionaba xDDDD) que requería que los siete al mismo tiempo lo dijéramos para que tuviera mejor efecto, sólo que era un arma muy peligrosa porque podríamos matar al poseído. Pero eran sólo 6, yo estaba ahí tirado revolcándome en el suelo, y me dijeron "repítelo tú también" y así como estaba todo poseído :inserte escena de El Exorcista: saqué fuerzas y repetía las palabras de ellos.

Cada vez sufría más y me retorcía como cucaracha fumigada moviendo la patita... Y de repente fui despertando gradualmente, temblando y repitiendo las palabras esas: "Korpreska Ibram tresca deplovium, korpreska ibram tresca sifum" Naaah, no eran esas, pero era algo así, y suenan apantalladoras ¿no?


Me volvi a dormir y de repente por momentos el mismo sueño volvía, y despertaba de nuevo. Así pasó varias veces hasta que me dormí por fin y ya los sueños eran otros. De pronto soñé también que estaba en una ciudad, y que había sucedido "algo" (que nunca supe qué ) que hacía que todos huyeran despavoridos. Nunca supe si era un godzilla, un ataque nuclear, influenzombies xDDD, una epidemia, una guerra o algo así, pero todos se iban, y yo los veía desde mi ventana mientras cocinaba, :zippy:.

Y luego desperté y lo primero que hice fue recordar todo bien antes de hacer cualquier cosa, porque cuando me despierto y luego hago otra cosa que no sea recordar el sueño, lo olvido. para siempre jamás.

No hay comentarios.: