martes, noviembre 06, 2012

Correr

Sin duda, somos criaturas rutinarias. Nos sentimos atraídos a la seguridad y confort de lo familiar. ¿Pero que ocurre cuando lo familiar deja de ser seguro? ¿Cuándo el miedo que hemos estado evitando llama a nuestra puerta?, ¿Cuando aquellas personas en las que hemos confiado fallan?. Cuando todo parece perdido, el futuro es incierto y nos encontramos en peligro, lo único que podemos hacer es correr

No hay comentarios.: